4 señales de que tu cuerpo está ácido y cómo revertirlo


REGÍSTRATE AHORA

El  pH de nuestro cuerpo tiene que estar equilibrado, ni ácido ni completamente alcalino. Cuando el pH se desequilibra,  tu cuerpo no puede funcionar correctamente.

Como si saltaras de la sartén al fuego, para neutralizar la acidez, tu organismo que es muy sabio toma minerales alcalinizantes de sus propias reservas,  como calcio, magnesio y potasio.

¿Te imaginas dónde están las reservas… yo te lo cuento: principalmente se encuentran en los huesos, las articulaciones y los dientes.

Pero vamos paso a paso, ¿has observado en tí alguno de estos síntomas?

Imagina la siguiente situación: has estado a dieta toda tu vida. A veces pierdes algo de peso, pero en cuanto vuelves a comer normal, lo recuperas. Cuando tu cuerpo está muy ácido, el organismo segrega más insulina, y por lo tanto más grasa. Es muy difícil para nuestro cuerpo funcionar con normalidad si no está equilibrado. Quemar grasa se convierte en “misión imposible”.

Por tanto, la acidez puede ser uno de los motivos por los que no puedes perder peso.

Además, si tu organismo está luchando contra la acidez, y lo sobrecargamos, es posible que no pueda gestionar las toxinas que se producen en el día a día, y las almacene en el tejido graso, como medida de protección.

Esto puede hacer que el cuerpo no quiera eliminar la grasa que le está protegiendo de las toxinas.

Para resumir, nuestro metabolismo es incapaz de quemar calorías si está ocupado en mantener el correcto equilibrio de nuestro pH.

Quiero que entiendas que tu organismo es muy sabio, y nunca se va a poner en tu contra. No te está “atacando”. Tal y cómo yo lo veo, desde que nacemos, el cuerpo actua como una ardillita y guarda sus “tesoros”(el calcio, el magnesio, el potasio, por ejemplo) en lugares escondidos, sagrados… Los huesos y los dientes. Cuando el pH de tu cuerpo amenaza con acidez, lo primero que hace el cuerpo es buscar una fuente de alcalinidad dentro de sí mismo…

…Y siempre la encuentra, el problema es que cuando cuerpo visita sus “escondites”, sus bancos de calcio, magnesio y potasio, para neutralizar la acidez, debilita enormemente los huesos y los dientes.

Por eso, cuando la gente sufre de enfermedades o dolencias relacionadas con los dientes, o los huesos, es una señal de que su cuerpo está demasiado ácido. Si no revertimos este proceso, hay un riesgo creciente de fractura en los huesos y osteoporosis.

Exactamente por el mismo motivo que los huesos se debilitan, a los dientes les pasa igual. Los notaremos mucho más sensibles, cuando nuestro organismo busca los minerales alcalinos para neutralizar la acidez y conseguir equilibrio. El resultado es frecuentemente una visita al dentista con un buen dolor de muelas, caries y en el mejor de los casos sensibilidad a las comidas calientes y frías.

Dime si esto no te ha pasado alguna vez. Te levantas, y no paras durante todo el día. Tanto física como mentalmente, ¡podrías jurar que los ojos se te cierran antes de la hora de comer! A medio día estás agotado, y piensas… “Jolines qué bien voy a dormir”.

Llega la noche, no te tienes en pie, los párpados te pesan… te metes en la cama y…“Se abre el telón”, a pesar de estar cansado, no pegas ojo en toda la noche.

¿Te has identificado con una o más de estas señales?

Porque aquí llega lo interesante, ¡IMANES!

Seguro que has leído en alguna parte que tu cuerpo es 70% de agua. De hecho tu sangre está compuesta en un 90% por agua, y el agua tiene un pH.

Hasta aquí… fácil. Bueno, pues esta misteriosa piedra, que se lleva utilizando desde hace más de 5000 años para sanar, te puede ayudar a equilibrar el pH.

¿Te suena del cole? El pH puede ser ácido, neutro y alcalino.

Eso por una parte, y por otra, seguro que has oido que los imanes tienen dos polos, el positivo y el negativo.

Pues ahora llegamos al momento EUREKA

POLO NEGATIVO= Alcalinidad

POLO POSITIVO = Acidez

Te estoy resumiendo una historia muy larga en una frase: (para que no pierdas el tiempo) Puedes aplicar el polo negativo del imán los imanes en tu cuerpo para equilibrar el pH de sus órganos. 

Si quieres leer mi libro, o mejor aún que te lo cuente todo de viva voz, suscribete.a la clase online…


REGÍSTRATE AHORA

Comments (15)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quiero Recibir Tus Emails


© Bio Mag Celia. All rights reserved. Website Created by WebHolism.

Descárgate mi Ebook Gratuito de  Imanes 

Un libro que hace fácil el biomagnetismo