Skip to main content

Cómo recordar poner tus imanes

 

Nos hacemos una lista estupenda de qué pares poner. Los conocemos… Y los olvidamos. En esta entrada te quiero ofrecer las claves para que recuerdes poner tus imanes.

Cada miércoles de rastreo, las personas que me contactan reciben un pdf con imágenes y días, ¿Cuando y dónde poner tus imanes?.

Una lista de 6 semanas.

Mira.

Pocos consiguen acabar el tratamiento completo porque SE LES OLVIDA.

Por eso te quiero compartir un truco sencillo.

Gratis.

Que sea sencillo y gratis no significa que no sea útil.

Super útil.

✅ ¿Cuál es el truco? Pues ponerte los imanes justo después de una acción que realizas cada día.  Te hablo, por ejemplo, de lavarte los dientes. ¿Te lavas los dientes cada día?

No me digas que no. Yo no puedo meterme en la cama sin pasar la lengua por los dientes y sentirlos suaves y limpitos. Si no lo están no duermo.

Así que dejo mis imanes junto al cepillo de dientes y sé que triunfo.

Esta entrada de blog viene con dos sorpresas.

1- Un vídeo sobre la mejor hora de poner los imanes (donde te hablo además del reloj chino y te cuento por qué algunos medicamentos solo funcionan si te los tomas por la mañana).

2- Una entrevista con Lucía Jimenez, en la que nos dará algún otro consejo para conseguir fijar ese micro-hábito.

Comentarios (16)

Los comentarios están cerrados.