Tienes el conocimiento de la liberación emocional pero te falta llevarlo a la práctica online

Has leído todo sobre el código de la emoción.
Sabes cómo funciona.

Incluso has practicado con compañeros, pero te gustaría dar un paso más y ayudar a personas que no están cerca de tí o no se pueden desplazar a tu consulta.

Ya no es suficiente con explicar a mis alumnos cómo liberar emociones. ¡Tenemos que pasar a la práctica!

Pero no de cualquier manera.

Quiero compartir 3 años de prueba y error contigo.

Por eso he creado un taller en el que revisaremos de 0 a 100 las herramientas que necesitas para hacer un buen trabajo de liberación emocional, trabajando online con tu paciente, y tu sientas que estás realizando un trabajo profesional.

Próximo taller 27 y 28 de agosto

Cuando comencé a estudiar el código de la emoción y lo uní al Biomagnetismo, probé de una y mil maneras cómo hacer liberación emocional 

Te cuento como empecé yo, probando y equivocándome muchas veces.
Pensando que el péndulo me jugaba malas pasadas, y muchas veces con la boca seca de agobio antes de una consulta.

Te lo confieso, una parte de mí sentía miedo.
Miedo a que se me acabaran los pacientes si les daba “toda la información”.
Miedo a haber trabajado tanto para nada.

Miedo a que aprendieran ellos y yo me quedara a dos velas.

El miedo pronto se transformó en exasperación. ¿Has probado la sanación emocional? ¡Es muy adictiva!

Pronto tuve un manojo de pacientes que no hacían más que llamarme para concertar citas para liberar sus emociones referente a los aspectos más raros de su vida.

“Celia, cada dos días pierdo las llaves del coche, ¡Estoy segura de que podemos encontrar emociones atrapadas para ello! ¿Tienes tiempo para una sesión?

“Celia, mis hijos están raros, ¿podemos hacerles emociones atrapadas esta noche mientras duermen?”

“Celia, mi amante lleva 3 días sin llamarme, ¿le puedes hacer emociones atrapadas?”.

Si te soy sincera, acabé cogiendo miedo al teléfono, y me dí cuenta de que -al menos para mí- ese no era el camino.


¿Cómo enseñar a mis pacientes para que ellos continúen el camino?
Destilar la información, y transformarla en algo muy sencillo.

Algo que sea tan fácil que lo entiendan a la primera. Utilizando, como siempre, el poder de las historias.

¿Por qué? Porque mi meta es facilitar las herramientas para que las personas sean lo más independientes posible. (Y que mi teléfono deje de sonar para la liberación emocional).

¿El miedo de otros compañeros?

Si.

Has acertado. Justo el que tenía yo.

“Que te vas a quedar sin pacientes”, me decían.
Si les enseñas, ¿Qué nos queda a nosotros?

Bien.

Cuando una persona está contenta, te digo por experiencia, que te manda por lo menos a otras 5 personas.

Y de esta manera, la cosa crece.

Sin comisiones. Sin estructuras piramidales.
Una persona contenta te recomienda gratis.
Es más, se lo grita al mundo.


A mí, personalmente me queda la satisfacción del trabajo bien hecho.
La seguridad de que he hecho todo cuanto estaba en mi mano para que la persona que tengo delante se ocupe de su propia sanación y experimente en sus propias carnes cómo ella misma puede liberar sus emociones.

Además, he aprendido a facilitar la información básica para que un paciente que no quiere convertirse en experto en el tema, aprenda a sanar sus emociones.

Porque tú tienes toda la gana de ayudar, y luego ellos no saben hacer una video llamada.
O peor aún, no entienden cómo funciona y tú no se lo sabes explicar.

Eso.
Eso es lo que te quiero enseñar en el taller práctico del día 28 de agosto.

  • Te pasaré las plantillas de correo que utilizo para preparar a mis pacientes para una sesión. (Desde la preparación física hasta la preparación más tecnológica).

  • Repasaremos brevemente las herramientas gratuítas que puedes utilizar para una sesión online cara a cara con tus pacientes.

  • Una vez que hemos cubierto los aspectos técnicos, nos concentramos en la historia.

  • ¿Cómo seguimos con un acompañamiento, o les pedimos que nos recomienden a otras personas?

  • Qué historia les cuento a mis pacientes.

  • Cómo se la cuento.

  • ¿Cómo liberamos esa primera emoción online?

  • ¿Cómo seguimos con un acompañamiento, o les pedimos que nos recomienden a otras personas?

Este taller incluye una parte teórica y dos partes prácticas.

El día 27 de agosto aprenderemos las técnicas y dinámicas para llevar un grupo de 4 personas, y dirigir un tallercito de emociones. O bien, cómo hacer una sesión de emociones (en función de los participantes cogeremos una opción u otra).

El día 28, voy a hacer unas mini-jornadas de sanación emocional (como las jornadas de Sanar y Ser Sanado, pero aplicadas a las emociones y en petit comite).

Me gustaría por eso que practiques con al menos un paciente real.

Se trata de unirnos, una vez más cómo familia, con el compromiso, no solo de sanar, sino de enseñar a sanar.

En la primera edición, el precio es simbólico. 49 euros.

Pero quiero compromiso.

Y no un compromiso de 5.

No.

Un compromiso de 10.

Porque vas a tratar personas que se han apuntado al taller de emociones del día siguiente en tus manos, (con mi guía).

Quizá futuros clientes para tí.

Personas muy importantes para mí.

Por eso, si deseas hacer el taller conmigo tienes que contestar a un formulario para que dentro del equipo valoremos si dispones de los conocimientos y el compromiso necesario para inciar esta aventura.

Quiero Recibir Tus Emails


© Bio Mag Celia. All rights reserved. Website Created by WebHolism.